Clima
20° C

La Plata, Bs As.
Domingo, 17 diciembre 2017
Revista Num. 758
Qué hay detrás del pedido de desafuero y la prisión preventiva impulsados por el juez Claudio Bonadío. Cuál es el rol que juega el Gobierno. Cómo afecta el caso en la renovación...
Ver Revista
Revista OPERACION CRISTINA
Clima
20° C

Revista Num. 758
Ver Revista
REGALO DE NAVIDAD
Presión: gobernadores peronistas se diferencian de Cambiemos y otorgan un bono de fin de año
El gobernador pampeano, Carlos Verna; el misionero Hugo Passalacqua; y la titular del Ejecutivo de Santiago del Estero, Claudia de Zamora, ya salieron a hacer los anuncios.
Presión: gobernadores peronistas se diferencian de Cambiemos y otorgan un bono de fin de año
El espaldarazo que significó para el Gobierno Nacional el resultado de las últimas elecciones trajo aparejada una batería de reformas en todos los órdenes. Entre la serie de medidas en las que avanza el oficialismo a paso firme, las económicas son las que generaron más resistencia, sobretodo en la oposición, que salió a marcar la diferencia en materia de gestión. 

Tras el anuncio del presidente Mauricio Macri de que estatales, jubilados y beneficiarios de planes sociales se quedarán sin bono de fin de año, en malestar se hizo sentir. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, informó que “no está planteado” un bono de fin de año para los trabajadores estatales porque “la cláusula gatillo que se pactó en las paritarias de acuerdo a la inflación no lo hace necesaria”, en el marco del plan oficial de optimizar los recursos.

Desde el Ejecutivo bonaerense que encabeza María Eugenia Vidal se plegaron a la bajada de línea y copiaron la disposición. Sin embargo, en otra tierras del país donde gobiernan los peronistas y hasta un ejemplo radical se pararon en la otra vereda. 

Este fue el caso del gobernador pampeano, Carlos Verna, quien ofreció 6000 pesos en dos cuotas: enero y febrero. El integrante del Partido Justicialista no sólo se opuso a esta medida, sino que fue más allá y también se refirió al régimen jubilatorio.

"El régimen previsional de La Pampa no tiene nada que ver con el régimen previsional de Nación, nosotros pagamos jubilaciones distintas, en condiciones distintas, no hemos armonizado la Caja ni lo vamos a hacer, ese es el acuerdo al que llegamos", dijo. "Por ese acuerdo, nos pagarán lo mismo que a un jubilado de Nación y la diferencia la sigue poniendo La Pampa" porque "no vamos a aumentar la edad jubilatoria ni vamos a cambiar el 82 móvil que hoy se cobra", agregó.

En la misma línea se posicionó el misionero Hugo Passalacqua, quien esta mañana hizo el anuncio de que el bono de fin de año se depositará en dos cuotas: la primera, de 1.500 pesos, el 22 de diciembre, y la segunda será de 1.000 pesos y se pagará en los días previos a Reyes. El beneficio especial de fin de año implicará una inversión de 200 millones de pesos a la Provincia. “Es un enorme esfuerzo, más aún ante la delicada situación económica y financiera del país. Es mucha plata la que vamos a poner, pero nos pareció que poner la plata en el bolsillo de la gente era la inversión más inteligente que podíamos hacer”, dijo.

“Vamos a pagar el bono de las fiestas, el 15 pagamos aguinaldo. La situación financiera y económica del país es muy delicada, pero con una administración seria, responsable y transparente de los recursos podemos además poner en la calle un bono para policías, docentes, enfermeros, administración central”, indicó. Es para destacar que los funcionarios quedaron excentos del beneficio. 

Por su parte, la gobernadora de Santiago del Estero, Claudia de Zamora, otorgó un bono de $ 8.000 para los empleados de la administración pública, que se pagará en dos partes; la primera el 22 del corriente mes y la segunda parte el 4 de enero del 2018. En la conferencia de prensa, la mujer destacó "el otorgamiento de un bono de fin de año a todos los empleados públicos de nuestra provincia, tal como se lo viene haciendo de forma ininterrumpida desde hace 11 años”.

Por otro lado, el radical Alfredo Cornejo, de Mendoza, en medio de las paritarias propuso un bono de fin de año de 5.000 pesos y un incremento salarial de 14% en tres cuotas para el 2018. A pesar de haberse salido del libreto amarillo, el sindicato lo rechazó, por lo que las negociaciones quedaron abiertas. 

A la espera de cerrar el año con tranquilidad, cada medida es evaluada detenidamente por propios y ajenos, que buscan calmar los ánimos de los empleados públicos, en alerta permanente por los anuncios de austeridad. 
COMENTARIOS
  • Genéricos